"Charlando con Camilo Blajaquis"


CHARLA ABIERTA AL PÚBLICO. Entrada libre y gratuita.

El encuentro será el viernes 17 de septiembre, a las 20 hs., en la Escuela Colón (Escuela Castelli). Se inicia el encuentro con una banda de rock local.



El grupo de la cátedra de Psicología y cultura de los adolescentes de Artes Visuales está organizando un charla-debate para el 17 de septiembre con este joven de Bs As, estudiante avanzado de Filosofía de la UBA, poeta, escritor.

La idea de traerlo a Blajaquis es tomar contacto con la vida y testimonio cotidiano y la obra de un joven que pudo desafiar y torcer un “destino”: la calle, la marginalidad, la delincuencia, la villa.

Como futuros docentes a cargo de jóvenes nos ha interesado tomar contacto con un testimonio que refleja la importancia de la lectura como motor de transformación y descubrimiento de nuevos mundos. Creemos que puede aportar a las nuevas generaciones a pensar que a pesar de un origen muy difícil consintió para él otro lugar en lo social.

Camilo nació César Gonzalez, en la Villa Carlos Gardel de Tres de Febrero. Se puso Camilo Blajaquis en homenaje a Camilo Cienfuegos y al griego Blajaquis. Es una síntesis de dos luchadores, dos héroes, dos mártires, que seguramente no hubiesen querido serlo porque ambos estaban llenos de vida.

Blajaquis es el apellido del griego Blajaquis, del que nos informa ampliamente Rodolfo Walsh en su libro ¿Quien mató a Rosendo?
Walsh descubrió a este entrañable personaje, un militante anónimo y esforzado, en su investigación destinada a esclarecer quien en la Pizzería La Real, de Avellaneda, había matado al sindicalista Rosendo García.

Se trata de joven que comenzó a escribir desde la cárcel de Villa Devoto, lugar en la que cumplió una condena injusta, según su testimonio, y el instituto Agote.
Descubrió en la biblioteca del Agote ¿Quien mató a Rosendo? de Rodolfo Walsh, y esa lectura lo fue llevando a otras hasta fundar una biblioteca a la que llamó ¿Todo Piola?

¿Podrá ser que este testimonio nos posibilite pensar que toda vida merece la oportunidad de una transformación pero no sin alguien que haga la apuesta a la esperanza?, ¿podrá hacernos pensar en la capacidad transformadora de la lectura?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.