¿LES PARECE NORMAL?

26 de Diciembre de 2008

¿LES PARECE NORMAL?

Por Máximo Chaparro (Ex Decano de la Uader)


Apreciados amigos y colegas:

Sé que debo, a nivel personal, dar vuelta la página con respecto a la UADER y a toda Universidad de nuestro querido País. Ya son muchos años que he trabajado aquí. 46 son muchos, ¿No? Alguna experiencia poseo de estas instituciones.

Sé, también, que no debo callarme ante la corrupción, convertida en estructural, en sistema y cultura vivida. Es más fácil callar e irse. Tampoco es fácil, para mí, acceder a los medios de comunicación, pretendiendo siempre no lastimar a personas inocentes y perjudicar lo menos posible a las instituciones. Esta cartita va dirigida a muy pocos amigos. Hagan con ella lo que quieran. Sé que Ustedes desean la Justicia, la verdad, un reordenamiento institucional de mayor calidad, tirando lejos la corrupción hecha sistema. Lo sé. Por eso les escribo.



Pienso y pienso en lo que he visto y vivido en la Facultad de Humanidades, Artes y Cs. Sociales. Y me parece increíble. Me parecen locuras. O que estoy perdiendo la objetividad para juzgar.



Por ello me atrevo a formular algunas preguntas: ¿LES PARECE NORMAL QUE ….?

· A una chica administrativa de nuestra Facultad, categoría 10, (además es reciente alumna de una carrera x), se la haya designado en febrero de 2008 para que dicte el Propedéutico, Módulos I y II de Propedéutico, y se le haya pagado por ello, sin dictar naturalmente dicho curso, por razones obvias?

· Que a docentes se les pague, para dictar el Propedéutico en Concordia o Gchú – 2008 – sin que hayan pisado tales tierras?

· Que a un joven de 23 ó 24 años, ya posea la categoría administrativa N° 2, siendo que en su misma sección hay personal muchísimo más capacitado que apenas llegan a la categoría 7? ¿Y que a dicho joven, además se le paguen horas cátedras por funciones que no realiza? Y si se estudia las relaciones de cargos y parientes, ¡que conclusión hay que inferir?

· Que a varios jubilados o jubiladas de la Prov. De Entre Ríos, transgrediendo todas las normas, se le paguen 24 horas cátedras, y además se les pague la antigüedad, es decir, se le paguen en realidad 48 horas, cuando la legislación solo permite el pago de 12 horas?

· Que existan colegas que cobran más de lo que permite la reglamentación vigente, a saber un máximo de 48 horas cátedras? Y por supuesto que poseen cargos en otras instituciones; ¿harán el trabajo de tres o cuatro personas? Pero esto no es posible.

· ¿Es normal que una funcionaria lleve al que fuera decano una resolución para que sea firmada donde se patrocina un evento científico de relevancia? Claro que tal evento nunca había existido; la estrategia seguida por la funcionaria era ubicar el evento dos meses atrás … nadie averiguaría… amigos con antecedentes científicos. Naturalmente que no firmé esta resolución y me costó mucho dolor de cabeza y enojos de varias personas. Perdían antecedentes y la posibilidad de mayor puntaje pues había que hacer el reconocimiento oficial ante el CGE. Lamentable. Más ue lamentabl.

· Que en una X Municipalidad de esa Provincia trabaje un , ¿cómo llamarlo?, bueno…no sé ,,, digamos un funcionario de nuestra Facultad. Se le pagan 23 horas, ¿porqué? Pos su trabajo en la Municipalidad, no puede ser. Por el trabajo en nuestra Facultad, no sé, pues no trabaja. Y me presentaron resoluciones con más horas para esa persona cuando asumí hace tres meses. Naturalmente me negué ¡Cuántas situaciones cómo estas existirán? Seguramente muchas.

· ¿Qué hayan falsificado mi firma en más de 100 resoluciones y jamás me hayan informado del sumario administrativo interno, si es que se hizo? No creo que se haya realizado, pues de lo contrario me habrían informado enseguida.

· ¿Es normal que la Rectora ahora niegue que existan resoluciones truchas con posibles graves delitos, cuando todavía no ha hecho la investigación que debía realizar hace tiempo? Y que, para colmo, reconozca que se está investigando!!!!

· Que no se quiera el trabajo de los Responsables Y Consejos de Carrera? ¿Es normal esto? Y es de notar el valor de los Responsables de Carreras que deben trabajar en las condiciones más adversas. Creo haber realizado un esfuerzo enorme, a menudo no comprendido, por poner de pie a los Responsables y Consejos de Carreras, sin los cuales no puede haber organización alguna de la Facultad.

· Que se valore a los estudiantes, y a sus Centros, como enemigos? ¿Es normal esto?

· Que no se admita el pluralismo en muchas carreras, donde un profesor o profesora, posee las cuatro o cinco materias fundamentales, y exige la repetición y el servilismo mental? ¿Es bueno esto?

· ¿Qué yo haya conseguido en la Universidad de Sevilla que el Rector de esta Universidad firme el convenio con la Uader (este Convenio estaba parado y sin la actuación de amigos míos de esa Universidad jamás se lo hubiera conseguido) y que el 11 de diciembre pasado lo traje desde allá al Convenio firmado, y el 19 de este mes se me haya despedido? ¿Es normal esto?



· A un docente de 46 años de trabajo en las universidades argentinas y, que se lo ha investigado hasta el color de su ropa interior, por diversos gobiernos y partidos, democráticos y de la dictadura, ¿Ahora en la Uader saquen difamaciones que nadie podrá sostenerlas? ¡Cómo desearía que alguien firme algo, para poder defenderme públicamente!



Amigos. Ustedes conocen mis libros. Ustedes saben que siempre escribí lo que puedo entrever de esta realidad enigmática que nos envuelve. Y que lo he publicado. Que jamás me callé ante ningún gobierno de turno. Que he sufrido muchas persecuciones por no callarme. ¿Es normal que termine así?

Nuestro querido país debe purificarse de muchas cosas, especialmente de la corrupción hecha sistema. Los puntos que señalé anteriormente no son casos aislados. Los enuncié como mera ilustración de un estado de cosas en la Fac. de H., A. Y Cs. Sociales. Un investigación a fondo, que llevará mucho tiempo, permitirá una reectructuración equitativa, donde no haya ejercicio discrecional del poder, y la enseñanza sea cada vez de mayor calidad, sin persecución de los estudiantes que reflexionan y piensan, que son muchos, pero que se ven obligados a repetir apuntes como si fueran catecismos. Creo que hay situaciones mucho más graves. Pero hay que caminar con mucha prudencia, pues hay muchísimas personas inocentes. Especialmente administrativos; ellos no poseen la culpa; en todo caso son resultados de un sistema muy perverso que daña a todos. Por ello no es buena la caza de brujas. También en este instante es muy perversa, pues se puede dañar a personas que sin pedir nada, se encuentran en medio de un sistema inequitativo.



Por ello la normalización y transición que debíamos realizar, antes del 31 de marzo , fecha en que me voy a la Univ. De Sevilla, tenía que ver con reordenar todo esto; sin perjudicar a las personas. Pero teniendo mano decidida para poner blanco sobre negro esta realidad sombría y enajenante.

Esta realidad es la que me empujó a la destitución. Y QUIENES POSEIAN ESA FACULTAD, NO LA QUIEREN PERDER. ERAN DUEÑOS.Y aun lo son. Pareciera que hay una sorda lucha gremial de por medio. Y tampoco quieren perder.

Amigos, nobles amigos, es la historia de mi vida. No callarme.

Un abrazo.

Máximo Chaparro

Ex Decano de la Uader.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.