GRIETAS

Cuando la voz parece ser
de piedra
y la de los otros parece de agua
cuando el cuerpo parece
calcinado por el tiempo
y los otros parecen de fuego.
Cuando la conciencia te indique el caos
y sientas el espíritu cansado
y un café te resulte demasiando amargo
y el diálogo simple impaciente tu ser
y un trago inicial no pase de tu garganta
y un cigarrillo no sale de tus dedos rígidos
y la palabra punzante se torna asesina
y te hagas tan pequeño como imperceptible.
Cuando la incoherencia de una mirada
estalle contra un espejo
y los trémulos suspiros de ese silencio
te comprometan a la revolución
Es así algunos instantes. Es ahí cuando me supera,
como los sueños demasiados sensoriales,
y avanzo… un paso… excesivamente largo
para no caer en la grieta desnuda
del espejo. Vladimir Firpo

1 comentario:

  1. Vlady, reflejás esos instantes con palabras precisas, el cansancio del espíritu y la amargura (no sólo del café)... Pero existen grietas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.