La belleza. Por Adrián Paenza


Tratar de definir la belleza debe ser casi como querer definir el amor. Lo obvio: lo bello para mí es algo que puede ser muy distinto para todo el resto. Y supongo que no estoy solo en esta frase. ¿Se anima usted a explicarle a alguien qué es “lo bello” sin tener que recurrir a un ejemplo?
Con todo, las sociedades eligen (elegimos) ciertos prototipos o estereotipos y convenimos en que lo aceptado por las grandes mayorías, lo que le gusta a “mucha gente”, pareciera que es lo bello.
Pero uno no puede ignorar las cuestiones culturales, sociales, de contexto ni la “propaganda” que bombardea con lo que “debiera” ser lindo, o nos debería gustar, e incluirlos como factores fuertemente distorsionadores. Ni qué hablar de lo que no podemos decidir si es lindo o bello, porque ni siquiera lo vemos (o lo conocemos).
Sin embargo, hay algunos hilos conductores en donde pareciera que “todos” (y corro el riesgo de escribir la palabra “todos” aunque mis dedos se resisten)... decía, “todos” nos pondríamos de acuerdo en decir qué bello es:

a) un amanecer en la playa
b) una puesta de sol, en “otra” playa
c) el canto de un jilguero
d) la quinta sinfonía de
Beethoven
e) el color de una orquídea
f) La Gioconda
g) las Cataratas del Iguazú
h) un cuadro de Escher o de Picasso
i) el gol de Maradona a los ingleses
j) un niño y una niña jugando en una plaza con sonrisas que denuncian felicidad
y siguen las firmas...


La naturaleza y el arte. La belleza que lo envuelve todo... y al final, todo tan subjetivo, tan personal. ¿A dónde voy? La matemática también tiene un lugar allí y, ciertamente, muy privilegiado.
Pero, ¿qué querrá decir “belleza” en el caso de la matemática? ¿Quién impone los criterios? ¿Qué quiere decir que “algo” es lindo?

Al mirar un cuadro de Escher, uno no necesariamente lo detecta pero está mirando algo bello de la matemática: simetría, patrones, objetos con “doble” sentido. Pero uno no necesita saber matemática para disfrutarlo. Es. Está ahí. Impacta.

Más de Adrián Paenza en:

Alan Turing (y la computadora que piensa)
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-110452-2008-08-27.html

Miedo a la matemática
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-109931-2008-08-19.html

Sombreros, abuelos y monos
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-106769-2008-06-27.html

1 comentario:

  1. Por mas pretensiones para fundamentar la importancia (y la existencia en el todo) de la matemática que Paenza propone creo, al menos desde su dialéctica, no condice con los conceptos sobre lo bello, quizá pueda acercarse con los de estética, en otrora, su concepto.

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.