En el camino aprendí

En el camino aprendí,
que llegar alto no es crecer,
que mirar no es siempre ver,
ni escuchar es oír
ni lamentarse es sentir,
ni acostumbrarse es querer.

En el camino aprendí...
que andar solo no es soledad
que cobardía no es paz,
ni ser feliz es sonreír,
y que peor que mentir,
es silenciar la verdad.

En el camino aprendí...
que puede un sueño de amor
abrirse como una flor,
y como una flor morir,
pero en su breve existir,
es todo aroma y color.

En el camino aprendí...
que la humildad no es sumisión
la humildad, la humildad es ese don
que suele confundir.
No es lo mismo ser servil,
que un buen servidor.

Cuando vayan mal las cosas
como a veces suelen ir,
cuando ofrezca tu camino
solo cuestas que subir,
cuando tengas poco
pero mucho que pagar
y precises sonreír
aun teniendo que llorar
cuando el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir ...
Descansar acaso debes
pero nunca desistir

Cuando todo esté peor ...
Más debemos insistir

Autor: Rafael Amor (argentino, 1948)
Un artista desde siempre y para siempre que a lo largo de cuarenta años ha sido fiel a su concepto del arte y que hoy es referencia obligada para quienes, aburridos de la mentira y manipulación existente en el ámbito de la música, buscan algo más en la poesía y en la inspiración musical, una expresión artistica que los represente, que empuje al crecimiento, que no se olvide que el ser humano necesita emocionarse, sentir.Rafael Amor, al igual que Brel, que Yupanqui, es un infatigable caminador. En su voz laten todos los paisajes y en sus canciones están presentes siempre el ser humano y sus cosas.Oír a este argentino, que también es madrileño desde hace 28 años, no es solamente eso: es vibrar, es vivir...http://www.ainfos.ca/02/nov/ainfos00604.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.