Para mis compañeras y amigas

http://www.sandrarusso.com.ar/category/arquetipas/

La ocupada. Por Sandra Russo

–¿Claudia?
–Ay, sí, uf, qué hacés.
–¿Estás ocupada?
–Uf, ay, sí, ¿qué hacés?
–¿Te llamo en otro momento?
–Sí, no, no, contame.
–No, no tengo nada para contarte.
–Ah, ¿y entonces?
–¿Y entonces qué?
–No sé, qué sé yo, qué hacés.
–Claudia, estás agitada.
–Sí, sí, no, lo que pasa es que estaba concentrada.
–¿En qué?
–Estoy estudiando, y tengo que terminar de leer dos capítulos antes de que los chicos vuelvan del colegio, ¿qué hora es?
–Las cinco menos cuarto.
–¡¡Las cinco menos cuarto!! ¡¡Tengo nada más que media hora!!
–Bueno, te llamo en otro momento.
–No, no, contame, contame.
–¡No tengo nada para contarte, Claudia! ¡Llamaba solamente para ver cómo estás!
–Bueno, no me grites. ¿Las cinco menos cuarto? ¿Cómo puede ser? Hace una hora eran las diez de la mañana.
–¿Estás estudiando desde la mañana?
–No, a la mañana fui al súper, hice dos kilos de milanesas, después preparé las viandas y se las llevé a los chicos al colegio, pasé por la tintorería…
–¿Y cuándo te pusiste a estudiar?
–Hará… quince minutos. ¿Ya las cinco menos cuarto? Mierda, cómo se pasa la vida.
–Bueno, te llamo en otro momento.
–No, no, contame, contame.

1 comentario:

  1. Después de la jornada de estudio en Gchú. llegué a casa descansé un poco, y mi inigualable esposo estaba preparándome un asado para estar con esas amigas que al igual que yo, estudian, trabajan, hacen las cosas de la casa, estudian con sus hijos, etc.
    Gracias a Dios en el interior tenemos modos de hacer tiempo para quienes son nuestros hermanos de la vida (por lo menos para mí que no tengo hermanos de sangre) y homenajearlos con un rico churrasco, unas achuritas y un buen vino.

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.