Nunca es triste la verdad

Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, dice el Nano, y qué importante vivir en la verdad. No engañarnos, no escondernos tras excusas, encontrar nuestro ser: tal como soy. La pregunta por la identidad, que implica mirarnos hacia adentro, reconocernos o descubrirnos, entender cuales son nuestros deseos, nuestras limitaciones, nuestras posibilidades... Transmutar las ilusiones en proyectos. No subirnos a un taburete, probar a crecer. Transformarnos, dejando atrás el pasado, buscar un rincón del corazón donde guardar los recuerdos entrañables, aquellas personas o hechos que nos hicieron felices. Resignificar nuestras acciones, con la mirada hacia adelante, pero con la conciencia del cada día, de nuestro presente. Hacernos cargo de las razones escondidas en cada gesto, responsabilizarnos y no buscar en el otro las culpas por lo que nos pasa.
Buscar la libertad, defenderla; estar atentos a la realidad, participando en ella en el vivir-con, escuchar a quienes nos rodean, intentar saber qué nos une, en qué nos parecemos, ... y en la interacción con el Otro, definir nuestro ser.


Sinceramente tuyo

No escojas sólo una parte,
tómame como me doy,
entero y tal como soy,
no vayas a equivocarte.

Soy sinceramente tuyo,
pero no quiero, mi amor,
ir por tu vida de visita,
vestido para la ocasión.
Preferiría con el tiempo
reconocerme sin rubor.

Cuéntale a tu corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés
uno sólo es lo que es
y anda siempre con lo puesto.

Nunca es triste la verdad,
lo que no tiene es remedio.

Y no es prudente ir camuflado
eternamente por ahí
ni por estar junto a ti
ni para ir a ningún lado.

No me pidas que no piense
en voz alta por mi bien,
ni que me suba a un taburete
si quieres, probaré a crecer.
Es insufrible ver que lloras
y yo no tengo nada que hacer.

Cuéntale a tu corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés,
uno sólo es lo que es
y anda siempre con lo puesto.

Nunca es triste la verdad
lo que no tiene es remedio.

Joan Manuel Serrat

http://www.youtube.com/watch?v=ow-kV3-rrpk

1 comentario:

  1. Silvi, este post me ha encantado.
    "...no me pidas que me suba a un taburete si quieres intentaré crecer"

    Que lindo poema sobre nosotros mismos, el amor y la autenticidad de quienes somos...me voy pensando

    besotes

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.