No es pecado ser mujer

-Profesora ¿usted tiene hijos?
-No
-Por que no quiso o por que no pudo?
-No se dio.


No me preguntaron, al concebirme, si quería ser mujer.
Soy mujer.
Se puede no ser madre (no lo soy) y ser mujer.
Se puede no tener marido (soy soltera) y ser mujer.
Se puede pensar, hablar, leer, escribir, aprender, trabajar y ser mujer.
Se puede tener un lugar en el mundo y ser mujer.
Se puede tener sueños, luchar, discutir, reflexionar, expresarse, decidir y ser mujer.
Se puede amar, cuidar, proteger, acompañar, sostener, apoyar, servir y ser mujer.
Se puede creer, confiar, esperar y ser mujer.
No es pecado ser mujer.

1 comentario:

  1. El pecado es "no serlo" el pecado es dejarse apabullar por estereotipos y cargas sociales que nada tienen que ver con la verdadera esencia de una mujer.
    La esencia de una mujer no está en lo que tiene, sino en lo que es, un ser humano igual a otro ser humano (hombre)
    claro! que a diferencia de estos, ella ha tenido que conquistar mundos con esfuerzo y trabajo, pero eso ha fortalecido su identidad.
    Hoy la mujer es un símbolo de lucha y por suerte muchos hombres ya la han reconocido y valorado.

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.