Mariposas






Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero

desde que sé que no vendrás más nunca

he vuelto a ser aquel caudal del aguacero

que hizo casi legal su abrazo a tu cintura

y tú apareces por mi ventana

suave y pequeña, con alas blancas

yo ni respiro para que duermas

y no te vayas.


Qué maneras más curiosas

de recordar tiene uno.

Qué maneras más curiosas

Hoy recuerdo mariposas

que ayer sólo fueron humo

Mariposas, mariposas,

que emergieron de lo oscuro

bailarinas silenciosas.


Tu tiempo es ahora una mariposa

navecita blanca, delgada, nerviosa

Siglos atrás inundaron un segundo

debajo del cielo, encima del mundo


Así eras tú en aquella tarde, divertida

Así eras tú de furibunda compañera

Eras como esos días en que eres la vida

y todo lo que tocas se hace primavera

¡Ay mariposa!, tu eres el alma

de los guerreros que aman y cantan

y eres el nuevo ser que hoy se asoma

por mi garganta.


Qué maneras más curiosas

de recordar tiene uno.

Qué maneras más curiosas

Hoy recuerdo mariposas

que ayer sólo fueron humo

Mariposas, mariposas,

que emergieron de lo oscuro

bailarinas silenciosas.


Tu tiempo es ahora una mariposa

navecita blanca, delgada, nerviosa

Siglos atrás inundaron un segundo

debajo del cielo, encima del mundo



Autor: Silvio Rodríguez

Cuenta Silvio: «Para la cultura náhuatl que crecía en el valle de México cuando llegaron los conquistadores (después no creció casi nada), las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros que, habiendo caído en combate, regresaban a la tierra de esa forma colorida y hermosa para embellecer la vida de los hombres. En este caso el símbolo esta tomado en el sentido de la añoranza del recuerdo.»

1 comentario:

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.