Es bueno saberte

Hoy, en esta aciaga noche turbulenta,
hoy en que la luz huye por senderos oscuros;
hoy que parece nada aliviar éste dolor;
hoy insiste el corazón en latir.

Ayer, en destellos de vivas sonrisas,
Ayer que resusita en cada recuerdo;
Ayer que parecía tan lejana el llanto,
Ayer... tan cercano y tan lejos.

Mañana, en extrañamiento del ser
mañana que quizas ya no estés;
mañana que desgarra el alma
mañana... quisiera que hubiera una...

Esta paradoja certera, hiriente;
centrado en espacios pretéritos;
y la sóla esperanza, alegría, amor...
saberte, y quizás, beberte.

2 comentarios:

  1. Hace unos días publiqué un texto en mi blog donde menciono algo relacionado con los tiempos que nombrás en la poesía.
    Será que a todos nos pasa igual? Digo, eso mirar el pasado con melancolía, desesperar por el futuro incierto y angustiarnos con el presente.
    Me gusta focalizar en mi presente, una visitante del blog una vez me escribió que amaba pintar porque cuando lo hacía solo se encontraba con su presente, frente al lienzo no existía ni el pasado ni el futuro, solo su presente.
    Me parece bonito ese concepto de vida.
    Sergio, tu poesía me vibró por estos lados...
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Sergio, nos brindás un bello poema! Como dice Flor, leyendo lo que cada uno publica, nos damos cuenta de que coincidimos en hablar de la vida, el tiempo, los recuerdos, el dolor y la alegría...
    Salirnos un poquito de lo urgente y cotidiano, para volar por cielos más diáfanos. Besos.

    ResponderEliminar

Este blog tiene moderación de comentarios. En breve, aparecerá publicado. Gracias por tu visita.